jump to navigation

Empleada doméstica… una hija más en la familia 14 mayo, 2010

Posted by carmenutreras in Lo que no sabías sobre....
Tags: ,
trackback

Enmita cocinando al carbón para la familia

Enma Dioselina Guasti Condulli tiene 18 años y trabaja como empleada doméstica en la casa de la familia Utreras. Es latacungueña y habla quichua con Sarita, la tercera hija de la familia de donde ella trabaja, ya que Sarita está estudiando ese idioma. Enma se siente muy feliz en la casa, pues trabaja puertas adentro y por suerte se acostumbró al estilo de vida de la familia. A pesar de no ver a su familia muy seguido, ella tiene todos los sábados salidas para pasar con su hermana aquí en Quito o en ocasiones pide permiso para ausentarse en la casa e irse de visita a su tierra. “A mí no me gusta mucho ir a mi casa, es que en vez de descansar, me hacen trabajar en tierra y regreso más cansada de lo que vine”.

Enma es una chica tranquila, muy charlona, pues le gusta opinar en todo momento con la familia Utreras, al menos en la hora de tomar café, ella cuenta sus anécdotas con añoranzas o cuenta los chismes de su tierra, a la familia. Tiene un humor muy peculiar, nunca se enoja aunque tiene que estar atenta hasta de las tres perras de la casa. Además, es cariñosa, siempre ha estado en los festejos de los cumpleaños de los integrantes de la casa, ayuda sin esperar nada a cada uno. En realidad, se ha convertido en otro miembro de la familia, ya que también va a las reuniones familiares para que se despeje y pueda tener momentos de diversión. Ella dejó sus estudios, se quedó en primer curso y ya no quiso estudiar, porque era muy cansado, según ella, pero ahora se arrepiente, siempre comenta que quiere estudiar corte y confección, pues ese es su sueño.

“Enmita es una chica muy linda, me ha ayuda mucho en la casa, pues es muy atenta, muy ágil para hacer los quehaceres de la casa, y bueno no sólo eso, pues en mi casa es como un miembro más de la familia, siempre se involucra en lo que le pasa a la familia y hemos llegado a tener una relación de respeto, cariño y reciprocidad con ella”, afirma Carmita Montúfar, la madre de familia.  Cabe mencionar, que Enmita no tiene enamorado, a ella no le gusta tener una pareja, pues dice que es más molestoso que bonito.

De izquierda a derecha, Enmita festejando el cumpleaños del señor Dieguito, junto a la Sra. Carmita

Enma tiene una rutina muy fuerte en la mañana, pues tiene hacer el desayuno, luego arreglar los cuartos, lavar los baños, barrer, aspirar, y finalmente volver a la cocina y empezar a cocinar el almuerzo. Sin embargo, por la tarde después de lavar los platos tiene tiempo para descansar, pues la mayoría de miembros no pasan en la casa, por motivos de estudio y trabajo. Entonces, pasa su tiempo viendo novelas o descansando en su cuarto.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: